Hermanas redvolucionarias y un “papá Kahoot” a la distancia

Pubicado el: 22 de junio de 2020

Una generación de jóvenes que se preocupa por mantener las relaciones entre sus seres queridos emerge en estos tiempos. Valeria y Andrea López son dos hermanas llaneras, de 16 y 18 años, que han sabido utilizar su conocimiento de las TIC para acercarse a su papá y a los suyos.

"Papá, ya va a comenzar la reunión por Zoom. ¡Conéctese!" dijo en voz alta Valeria a través de su celular, desde su casa en Villavicencio, a Andrés López, un hombre de 43 años que trabaja de manera independiente hace 2 años en la ciudad de San Diego en California, Estados Unidos. "Acuérdese que hoy tenemos un reto para toda la familia", añadió Andrea, "Ok", respondió su padre con incertidumbre.

Lo que no sabía Andrés, ni Adriana, la madre, que vive con ellas, y ningún miembro de la familia, es que las jóvenes habían proyectado una actividad diferente esta vez y que, a falta de los paseos de los fines de semana, la tecnología iba a ser la protagonista para mantener el vínculo, la armonía y la cercanía con su papá. Pero primero era necesaria una tarea especial, Andrés debía descargar y manejar la aplicación Zoom y también la app Kahoot para sumarse al reto, pues allí se encontraba la nueva dinámica para la reunión de la familia, esto teniendo en cuenta que este papá, como muchos, siempre fue apático ante las nuevas tecnologías.

El camino de un papá para apropiarse de las TIC

Kahoot es una plataforma gratuita que permite crear cuestionarios de evaluación en tiempo real, muy común para interactuar con el público en alguna conferencia o con estudiantes en clase; en este caso, Valeria, estudiante de sicología, y Andrea, estudiante de inglés, decidieron utilizar la herramienta para la diversión en familia, aunque el primer reto fue hacer que su papá se apropiara de su nuevo celular y de las aplicaciones disponibles. "Quería que él aprendiera porque le podría servir para sus negocios y así le empezamos a explicar, desde cambiar una sim card, hasta usar Whatsapp, Instagram y Facebook, no fue fácil porque no me entendía mucho y a veces se estresaba, y pues yo también, Andrea es más paciente, yo no tanto, y a la distancia es más difícil" relató Valeria, quien le hacía las diferentes tareas a Andrés antes de sus viajes, como llamar, conectarse, hasta escribir o chatear.
Por su parte, Andrea cuenta que con la app Kahoot, los retos en las clases les generaban una dinámica diferente y pensó: "¿por qué no hacerlo en la familia a ver cuánto nos conocemos?" y concuerda con Valeria en que primero debían instruir a su papá sobre las TIC, para que pudiera disfrutar de la actividad sin inconvenientes. "El reto era que él manejara todo, ya que esta vez no estaríamos ahí para ayudarlo como antes", dice, "pensé que iba a ser más difícil pero él sabe que disfrutamos de éstas dinámicas en clases virtuales, se motivó y quiso aprender, ahora nos llama para que le expliquemos sobre nuevos temas y eso nos gusta".

Para Andrés López, el mundo digital representaba "casi una pérdida de tiempo", pero poco a poco comprendió que la tecnología es un buen complemento para actividades educativas y lúdicas y más a la distancia, además de beneficiarse con algunas aplicaciones: "Andre y Vale me enseñaron todo, yo hoy puedo ser intermediario en negocios y seguir ganando dinero porque me ayudaron a publicar en Facebook, en los estados de Whatsapp y en Instagram, cosas para vender, desde carros hasta casas o cualquier artículo. Casi no le tenía paciencia al tema, yo le tenía fastidio a eso, pero vea cómo me ha ayudado", cuenta.

Hermanas y mentoras de las TIC

Andrea y Valeria López son un buen ejemplo de jóvenes redvolucionarias, son nativas digitales que hicieron que su papá se apropiara de herramientas tecnológicas, no solo para temas laborales, también para el entretenimiento en la familia. "Antes de esta situación, nunca hacíamos estos juegos, y sólo nos veíamos en diciembre. Con lo que está pasando creo que nos unimos más y es bueno que otros vivan estas experiencias" dijo Valeria.

Llegó el momento de la dinámica Kahoot en la reunión familiar a través de Zoom, Andrés ya estaba preparado y manejó el tema sin inconvenientes, respondió la mayoría de las preguntas que sus hijas hicieron, en casi todas se le acabó el tiempo, ocupó el último lugar en la puntuación, pero la satisfacción de interactuar a la distancia con sus hijas y su familia desde una App nueva para él tuvo gran valor, y lo mejor, no tuvo que llamar a Andrea o a Valeria para que lo ayudaran, esta vez ellas simplemente dijeron en voz alta y en frente de todos: "¡papá que no se dice Cajuche, se dice Kahoot!".

programas Ministerio TIC, página web, creación de contenidos, etiquetas, tráfico a página web, recomendaciones, tips de redes sociales, como manejar redes sociales, monetización, reputación digital, audiencia digital,

Programas aliados