BLOG

Hace 30 años era una utopía pensar en que los objetos pudieran comunicarse entre ellos, y considerábamos que solo era posible en las películas futuristas y de ciencia ficción o en dibujos animados como Los Supersónicos. Hoy, gracias a los avances de la ciencia y la tecnología, es una realidad.

El Internet de las Cosas, también conocido como IoT: Internet of things, ha hecho posible que diferentes dispositivos puedan comunicarse entre sí y de esta forma facilitarnos la vida. Por ejemplo: ya es posible manipular nuestro televisor, encender el carro o incluso controlar las luces, puertas y seguridad de nuestra casa desde el celular.

La memoria y precisión de las máquinas permite ser más exactos con los datos y por eso muchos procesos que antes tomaban más tiempo y esfuerzo, ahora pueden resolverse fácilmente y a menor costo a través de una aplicación o de un dispositivo con acceso a internet.

Y es que no solo quienes trabajan con tecnología se benefician con el “IoT”, los deportistas que controlan su frecuencia cardiaca y definen sus puntos máximos de esfuerzo a través de smartwatches o las personas que desde sus dispositivos móviles controlan el ciclo de su lavadora o acceden al GPS de su mascota, son la prueba de ello.

Sin duda este es un gran momento para estar conectados y sacar el mayor provecho a la tecnología. Si ya lo estás haciendo, ¿qué esperas para inspirar a otros a que también lo hagan y a que descubran que con su poder digital es más sencillo aprender, trabajar, compartir, comunicarse y entretenerse?

Contacto

Redvolución 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Mesa de Ayuda
Colombia